+1(210)341-1366

Instituto Congar para el Desarrollo Pastoral Diciembre, 2012. San Antonio, TX     

Bendiciones en esta Navidad!

La Encarnación de la Gracia Divina en el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que celebramos en Navidad, nos da un punto de partida para entender lo que tratamos de hacer en la formación pastoral. El llamado a ser una continua encarnación del poder transformador de la Gracia Divina, es decir, el llamado a ser el Cuerpo de Cristo, al prepararse para servir como ministros eclesiales, puede entenderse como una transformación de la persona hacia una presencia más autentica de la Gracia Divina. En términos más tradicionales, es el crecimiento de los fieles hacia la imagen de Cristo. Lo que todas estas reflexiones tienen en común es el hecho de que la preparación para el servicio pastoral no consiste solamente en saber la información correcta. Este proceso involucra a toda la persona y a la persona en relación a su comunidad, y esas relaciones tienen el poder transformador para que la misión de amor dada a Cristo tenga continuidad en su Iglesia, ungidos con el mismo Espíritu Santo con el que él fue ungido. Lo que conmemoramos en Navidad es a lo que estamos llamados a continuar en nuestras propias vidas. La formación para servir al Cuerpo de Cristo es un proceso transformador, holístico, integral y relacional.

Pbro. Wayne Cavalier, OP

El Programa de Formación EMAUS, una Esperanza para la Iglesia.



Por Alejandro Siller-González

 

Durante el mes de noviembre tuve la oportunidad de visitar la Diócesis de Salt Lake City que resulto una experiencia muy especial para mi. La hospitalidad y bienvenida calurosa de los miembros de dicha diócesis y de sus líderes fue extraordinario. Asistí como observador por primera vez a una de las sesiones bimensuales del programa EMAUS y salí muy emocionado de lo que viví ahí. Además, en el tiempo de mi visita nos llego una tormenta de nieve que duro casi tres días, un regalo de la naturaleza.

Este otoño y lo que va del Adviento han sido para mí una experiencia de esperanza; un tiempo en el que he sentido quietud, silencio y escucha, y una vida de simplicidad que me prepara para el invierno; he tenido un sentido de morir en preparación para un nuevo nacimiento de mi vida en Cristo Jesús. Yo creo que hay una similitud de mi experiencia con la experiencia actual de la Iglesia de hoy, la cual creo es llamada por el Espíritu Santo a una estación larga de otoño y Adviento en nuestra vida de fe. Tengo la esperanza de que la Nueva Evangelización convocada por el Santo Padre y los obispos nos encuentre con corazones llenos de quietud, silencio y escucha, y en una vida de simplicidad necesaria para permitir la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas. Estoy esperanzado también porque tengo fe de que Jesús quiere renacer en nuestros corazones y en nuestras vidas una vez más.

Durante mi visita pude apreciar la respuesta al llamado a una Nueva Evangelización por parte de la Iglesia local. La fuerte tormenta de nieve ni el hielo detuvieron a los participantes y organizadores diocesanos el asistir a la sesión de estudio del programa de EMAUS ese fin de semana. Los organizadores locales estaban trabajando con los últimos detalles mucho antes de comenzar la sesión. Algunos de los participantes viajaron por más de tres horas y tuvieron que atravesar montañas con mucha nieve y hielo. Un participante nos compartió como en la carretera perdió control del auto en que viajaba por el hielo en el pavimento y se salió de la carretera. Que susto pero gracias a Dios no salió lastimado y con ayuda resolvió su problema y siguió su camino para asistir a tiempo a su clase. Yo admiro y respeto la pasión, el fervor y el coraje que muestran los participantes al programa para preparase y poder ser agentes pastorales de la Nueva Evangelización. En comunidades como esta esta, llenas de la presencia del Espíritu esta mi esperanza para la Nueva Evangelización.

En el Instituto Congar nos sentimos bendecidos y honrados al poder servir facilitando el programa de EMAUS en la Diócesis de Salt Lake City. Estamos muy agradecidos con el liderazgo del Ministerio Hispano, con el departamento de Educación Religiosa y ante todo con la confianza que nos da el señor Obispo de la diócesis, el Reverentísimo John Wester al apoyar nuestra misión.

Invitación para Servir en Subcomité de laConferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos

 

 

El Padre Wayne ha aceptado una invitación para servir como Consultor en el Subcomité de Certificación para el Ministerio y Servicio Eclesial de la Conferencia de Obispos Católicos en Estados Unidos. El propósito de este nuevo Subcomité es asistir a los obispos en la revisión y aprobación de estándares de certificación y procedimientos para ser utilizados voluntariamente por diócesis/arquidiócesis y organizaciones nacionales en la certificación de ministros eclesiales especializados. El subcomité también ofrece servicios de consultoría enfocados a mejorar la calidad de programas de formación para el ministerio laical que son patrocinados por diócesis/arquidiócesis y por instituciones académicas.

Al extender su invitación, el Dr. Harold Dudley, Director Asistente, señaló: “Fue usted escogido después de una consulta extensa con miembros y personal de este subcomité, con colegas, y con el Secretario General de la Conferencia. De especial ayuda será su especialización y sabiduría comprobada como fundador del Instituto Congar. Usted ha fomentado la colaboración entre facilitadores de formación pastoral para que diócesis con recursos limitados reciban excelente formación eclesial para el ministerio laico. Sus esfuerzos han hecho que programas de liderazgo lleguen a aquellos que de otro modo no tendrían acceso a ellos.”

Al aceptar la invitación, el Padre Wayne mencionó: “Me siento muy contento y honrado por esta invitación. Las organizaciones que forman el Instituto Congar han invertido grandemente en este trabajo, y estarán muy contentos de que estos recursos sean utilizados por la iglesia nacional. Compartimos la convicción de que la pastoral en los Estados Unidos vive un momento crucial y el trabajo que usted y el Subcomité están haciendo es esencial para guiarnos.”

Visita al Noviciado



Por Pbro. Wayne Cavalier,OP

 

imgright imgborder

“Corresponsabilidad” es el término que el Papa Benedicto usó en una reciente carta a lideres laicos para describir la relación del laicado con el “ser y el actuar de la Iglesia.” Este término es una declaración muy lejana a la que otro Papa hiciera no hace mucho, que usualmente era resumida en “paga, reza y obedece.” Recientemente, compartí la lectura de esta carta en el noviciado Dominico, gracias a la invitación del Pbro. Scott O’Brien, OP, Director del Noviciado. Mi propósito era compartir con ellos acerca del papel del laicado en la iglesia y acerca de la misión del Instituto Congar. Durante el transcurso de esta platica, pude compartir con ellos la historia de mi vocación y como me comprometí con el desarrollo del liderazgo laical en la iglesia. De hecho, mi vocación al servicio o ministerio eclesial ya era muy clara mucho antes de que yo encontrara mi lugar en la Orden de Predicadores. Al empezar a explorar mi llamado, supe con seguridad que no era un llamado al sacerdocio diocesano, aun cuando el sacerdote que más admiraba (y todavía admiro) y quien fomentó mi vocación es un sacerdote diocesano. Descubrí que mi vocación era servir como sacerdote para apoyar esta corresponsabilidad del laicado. El Instituto Congar nació de esta vocación. Pero, sería inadecuado e injusto promover en el laico un papel de corresponsabilidad sin que al mismo tiempo se les prepare para aceptar tal papel. Esto hace que la misión del Instituto Congar sea mucho más que abogar por el papel de los laicos. Nuestra misión es usar cualquier medio posible para que este laicado corresponsable cuente con los recursos que necesitan para aceptar completa y responsablemente este papel.

Un Día Especial para la Parroquia St. George

imgright imgborder
Foto cortesía de Intermountain Catholic

 

“Gracias por enviar al Padre Dan Dorsey a St. George, Utah como facilitador del retiro de Adviento… El Padre Dan es muy divertido, cálido y con los pies bien puestos sobre la tierra. Este Adviento será como ningún otro gracias a que pude participar con el Padre Dan en su reflexión ‘Amor: El antídoto para el miedo es el amor y el camino hacia el amor es el perdón.’ El día se terminó demasiado rápido… [este evento fue] de mucha reflexión y me toco personalmente al escuchar al Padre Dan compartir vulnerabilidades – a la luz de la Escritura como sólo un devoto de Cristo lo podría hacer.” Denise Richards, participante del programa de formación de ministros eclesiales laicos en la Diócesis de Salt Lake City, compartió este testimonio con nosotros, muy similar a muchos otros comentarios que recibimos de los participantes del Retiro de Adviento, un día de formación espiritual en St. George Utah este pasado 1ero de Diciembre.

Uno de nuestros Especialistas, el Pbro. Dan Dorsey, sacerdote de la congregación Glenmary, facilitó este evento. El retiro es parte del Programa de Formación en la Fe para Adultos planeado por la Parroquia St. George con la ayuda de la Oficina Diocesana de Educación Religiosa y el Instituto Congar. El evento también estuvo abierto a todos los fieles de las regiones más alejadas del Suroeste de Utah. Aproximadamente 150 personas asistieron. ¡Fue un día de gran bendición para todos!

Un dialogo sobre Sensibilidad Intercultural con el equipo líder del Departamento de Pastoral Juvenil de la Archidiócesis de San Antonio.



Por Alejandro Siller-González

 

El pasado mes de noviembre tuve la oportunidad de reunirme con tres miembros del equipo de Liderazgo de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de San Antonio. El propósito de la reunión era el comentar sobre asuntos relacionados con la diversidad cultural en preparación para su participación en el taller de “Competencias Interculturales”. Este taller fue preparado por la Conferencia Nacional de Obispos y patrocinado por la Arquidiócesis de San Antonio durante la primera semana del mes de diciembre.

Dado que yo ya había participado en un taller similar en el mes de julio pasado, pude compartirles alguna información de que es lo que podían esperar. Compartimos sobre nuestras experiencias personales y de nuestras comunidades sobre el proceso largo y difícil que tenemos que recorrer para poder reconocer y acoger nuestra propia cultura. Todos tenemos raíces culturales que se originan a su vez de muchas otras culturas, y algunas de las cuales rechazamos por diversas razones, incluyendo el que les consideramos inferiores a otras.

Dialogamos también sobre los desafíos para compartir las verdades esenciales de nuestra fe, los sacramentos y la religiosidad popular con personas de distinto lenguaje y cultura, sin distorsionar dichas verdades.

Uno de mis pendientes principales en el dialogo era la necesidad de prepararnos para lograr una sensibilidad intercultural creciente de tal manera de que dejemos de lastimarnos a nosotros mismos y a otros al poner barreras que nos dividen como comunidad, y a veces hasta debilitan nuestra propia identidad cultural. Compartíamos de como el aprender sobre cultura es importante, pero más aún, es la transformación de nuestros corazones para aceptar y respetar las diferencias que nos rodean; sabemos que esta transformación va más allá de nuestras capacidades y ahí es donde dependemos de Dios.

La directora del grupo es Joan Martínez y yo les felicite por su humilde disposición de tocar asuntos difíciles relacionados con la cultura y grupos étnicos. Asuntos que nos dividen en nuestra iglesia, nuestras familias y en nuestros trabajos; situaciones que muchas veces nos son frustrantes y penosas.

Hago oración para que más personas sigan la iniciativa de este grupo de servidores de jóvenes. Necesitamos como ellos, el prepararnos para servir mejor la comunidad de la Iglesia de San Antonio, con respeto, tolerancia, aceptación y compasión hacia una comunidad culturalmente diversa, y participar en programas disponibles.

El Instituto Congar busca incluir en sus programas de formación en el ministerio laical hispano, la preparación para caminar hacia una integración cultural personal y comunal.

Ubicación:

285 Oblate Drive
San Antonio, TX 78216-6693
Correo electrónico: congarinstitute@ost.edu
Tel: 210-341-1366 Ext. 269
Fax: 210-341-4519

Siguenos en las redes sociales

Lista de Correo
Email Newsletter icon, E-mail Newsletter icon, Email List icon, E-mail List icon Sign up for our Email Newsletter
For Email Marketing you can trust
Nunca compartiremos su direccion de correo electronico con nadie.